Question of Palestine home || Permalink || About UNISPAL || Search

Follow UNISPAL RSS Twitter

Source: Committee on the Exercise of the Inalienable Rights of the Palestinian People (CEIRPP)
25 March 2014



REUNIÓN INTERNACIONAL DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE LA CUESTION DE PALESTINA

Colaboración por la paz: el Año Internacional de Solidaridad con el pueblo palestino

Quito, 25 y 26 de marzo de 2014
_________________________________________________________________________


Promoción de la paz entre israelíes y palestinos: obstáculos y oportunidades

I Sesión Plenaria de la Reunión Internacional de las Naciones Unidas sobre la Cuestión de Palestina

Quito, 25 de marzo de 2014.

La situación sobre el terreno; los esfuerzos políticos para superar el statu quo y el efecto de la expansión de los asentamientos en las perspectivas de lograr una solución biestatal fueron los temas centrales de la I Sesión Plenaria de la Reunión Internacional de las Naciones Unidas sobre la Cuestión de Palestina celebrada hoy en Quito.

“Tengo una responsabilidad con mi país y mi tierra y por eso hice esta película”, afirmó el cineasta palestino, Emad Burnat, autor del documental 5 Broken Cameras, invitado a este encuentro internacional, que comenzó abriendo la I Sesión Plenaria con su intervención.

5 Broken Cameras es un relato de primera mano de la resistencia no violenta en Bil’in, una localidad de la Ribera Occidental afectada por los asentamientos israelíes y el muro de separación.

Burnat destacó su propia experiencia personal, que posteriormente le llevó a rodar su película en los territorios palestinos: “He vivido bajo la ocupación toda mi vida y también la primera intifada en el 87, cuando tenía 17 años”.

Según el cineasta, la adopción de más medidas y hacer que los discursos y discusiones se conviertan en acciones son los pasos que deberían darse, resaltando que es importante mostrar la lucha palestina.

Según Burnat, las negociaciones no han dado ningún resultado durante 20 años y debe haber mayor presión de más países y de más gobiernos, al mismo tiempo que el pueblo palestino debe seguir luchando para conseguir la paz y construir un futuro para las futuras generaciones.

Durante más de 6 años, Burnat estuvo trabajando en su película para compartir su historia y atraer la atención del mundo.

Así, el cineasta a través de su película ha compartido la historia de su aldea desde los problemas derivados de la ocupación israelí y ha conseguido repercusión y conmover al público. De esta manera, Burnat espera cambiar la forma de pensar de la gente, pues confía en que las personas pueden cambiarlo todo.

“Tienen que ver cómo crecen los niños de palestina, tengo 4 hijos, he vivido toda mi vida bajo la ocupación, sometido a la presión, pero no quería lo mismo para ellos”, afirmó Burnat. “La situación está empeorando, la situación política es sumamente compleja y nada ha cambiado en el terreno. Me parece que la pelota está en el campo del mundo y tienen que hacer algo por lograr una solución final”, añadió.

“Yo rodé esta película y me alegro de haberlo hecho, aunque hubiera estado en peligro mi vida, fui arrestado y disparado, porque era mi responsabilidad y no se trata de lo que vivan otras personas, sigue muriendo gente y lo único que puedo hacer es rodar esta historia, documentarla”.

El cineasta considera su cámara como un arma “muy poderosa” y una manera de tomar medidas en la lucha y la resistencia pacífica.

Ziad Asali, Presidente de la Organización ‘American Task Force on Palestine’ de Washington D.C. indicó que “tenemos que acabar con este desequilibrio de poder en cuestiones políticas. Hay normas en el juego y hay que actuar de conformidad con las normas, un juego totalmente contrario a Palestina”.

Asali destaca que actualmente “hay un consenso sobre la solución a los dos estados, todo el mundo está de acuerdo pero antes no era así”.

Durante las décadas recientes un consenso internacional ha surgido a favor de la paz en el Medio Oriente basado en dos Estados, Israel y Palestina, conviviendo en paz seguridad y dignidad, añadió.

Según Asali este consenso establecido en Madrid en 2002 ha sido expresado en mayor parte a través del Cuarteto de Medio Oriente, Estados Unidos, la Unión Europea, Naciones Unidas y Rusia. Además la mayoría de israelíes y palestinos han expresado su preferencia por este resultado según sondeos y encuestas durante más de dos décadas.

“El problema que tenemos delante es que hemos sido incapaces de conseguir un fin al conflicto con un acuerdo de paz entre los dos Estados “, indicó.

En este aspecto, Asali señaló que los líderes palestinos e israelíes no han hecho mucho por preparar a sus pueblos para las inevitables concesiones que seguramente deban ser hechas, para asegurar un acuerdo viable de paz.

Para el Presidente de la ONG estadounidense, “Israel, los árabes y los palestinos quieren la solución de los dos Estados pero sus políticos no apoyan esta resolución, porque lo que vemos es que cada vez se debilitan más los palestinos a todos los niveles. Los israelíes tienen una fórmula que es negociar con los palestinos y cuando estos se quejan es que ellos no quieren negociar”.

Los obstáculos, la desconexión y la falta de honestidad de la política de ambos Estados justifican la mutua desconfianza según Asali.

“No hay una solución militar, así que la solución tiene que ser diferente, incluyendo negociaciones y todos sabemos que llevamos 20 años de negociaciones y de hecho se ha involucionado y se ha socavado la situación de los palestinos. Hay que mejorar la solución en el terreno sobre los palestinos, hay que ser sistemáticos pero no podemos pedir a esa gente que siga sacrificándose, muriéndose”, afirmó.

Para Asali todo esto es responsabilidad de la comunidad internacional: “emocionalmente todo el mundo sigue vinculado a Palestina, pero en términos prácticos el compromiso es menor”.

Asali citó medidas de ayuda como mejorar el nivel de las instituciones de los palestinos, la educación, su calidad de vida y su capacidad de negociación.

La única solución es la que contemple dos Estados, de lo contrario no habría fin al conflicto, el resto de soluciones no son soluciones, resaltó Asali añadiendo que está en contra de la ocupación, no de Israel y que quiere dos Estados.

“Hay razones reales para tener esperanza y asumir que la solución de los dos estados no solo es plausible sino que es la más adecuada porque está en los intereses de todas las partes durante el largo recorrido de negociaciones”, afirmó.

Asali finalizó su intervención afirmando que “las negociaciones en curso son difíciles y quizás no desemboquen en mucho, pero deben seguir para mejorar las instituciones y programas en el terreno”.

Yaniv Shacham, Director de Campañas y Nuevos Medios de Comunicación ‘Peace Now’ de Tel Aviv, ofreció en la sesión plenaria su testimonio como el de un ciudadano israelí que está en contra de los asentamientos y que cree en la solución de los dos estados.

Conciertos, debates políticos, campañas publicitarias en medios de comunicación y redes sociales son algunas de las actividades organizadas por ‘Peace Now’ de la que Shacham es su gerente.

Por esta labor ‘Peace Now’ es reconocida y según Shacham se ha contribuido a impedir algunos asentamientos de colonos israelíes en territorio palestino.

Shacham citó que en el período de 1993 a 2012 en Cisjordania, residieron 341.000 colonos en 120 asentamientos y 96 puestos de avanzada, afirmando que la mayoría de los colonos llegaron cuando ya había negociaciones políticas entre palestinos e israelíes, tras el acuerdo de Oslo con pretexto de crecimiento natural.

Asimismo Shacham dio ejemplos sobre las mayores amenazas para la solución de los dos Estados, como el asentamiento de Ariel situado a 20 kilóemtros de la Ribera Occidental a medio camino entre la Línea Verde y el río Jordán. La anexión de este territorio por parte de Israel obstruiría un viable y contiguo Estado Palestino.

Otro ejemplo es la planificación del asentamiento E1 en el noreste de Jerusalén y adyacente al asentamiento de Maale Adumim. Se prevee construir 3682 hogares. Esto aislaría Jerusalén Oriental de la Ribera Occidental impidiendo el desarrollo político y económico de la capital palestina.

Efrat, otro asentamiento israelí, aislaría Bethlehem de la Ribera Occidental y obstaculizaría el desarrollo de esta ciudad palestina hacia el sur.

Para el director de ‘Peace Now’ todo esto hace que se haga imposible la continuidad de un territorio palestino y sin embargo a pesar de ello, hay posibles indicios de que no se puede lograr la solución biestatal.

Un aspecto importante de la sociedad israelí, según Schacham, es la falta de interés sobre los colonos en Cisjordania, por ejemplo no hubo manifestaciones ante la retirada de 8000 colonos en 25 territorios en el año 2005. Más bien brotó un movimiento de justicia social de las clases media y baja, que cuestionaron la situación económica israelí. Este movimiento masivo que cuestiona el dinero que se gasta, pesa sobre los parlamentarios.

Shacham citó una encuesta realizada con la población israelí por la Universidad de Maryland, en diciembre de 2013, sobre las perspectivas de un acuerdo de paz y los resultados indican que el 33 % de los encuestados creen que un acuerdo de paz es inevitable, pero tomará más de 5 años para conseguirlo.

Para concluir, Shacham resaltó que a pesar de lo difícil que es lograr la paz y el cabildeo derechista en Israel, los datos comprueban que la situación en el terreno aun permiten pensar en dos Estados.

Parafraseando palabras del Presidente Obama, Shacham afirmó que aun “la paz es necesaria es justa y es posible”.

La Comunidad Internacional tiene una gran oportunidad y la responsabilidad de tomar las medidas para mejorar las condiciones en el terreno y entre las partes a través de incentivos y desincentivos que puedan estabilizar la situación en un período inmediato y así llegar al fin del conflicto palestino-israelí.

Por su parte, la periodista brasileña Adriana Mabilia dijo que el periodismo ha caído en el sensacionalismo, algunos periodistas se sienten celebridades e internet los ha hecho perezosos y por ello toman mucha información de este recurso en lugar de conocer la realidad de primera mano. Por ello Mabilia considera que es necesario ir a Palestina, estar con su gente para conocer la situación en la que se encuentra.

Mabilia realizó una investigación para conocer lo que el pueblo brasileño sabía sobre el tema palestino, algo que le quedó claro al ver que en Brasil no se sabía qué estaba ocurriendo. Por otro lado, ella misma comenzó a investigar para saber si su propia percepción era correcta y así entrevistó a palestinos para saber cómo se percibían ellos en los medios.

Las conclusiones de sus entrevistas fueron que los medios brasileños no informan sobre las dos partes, reflejando que los ataques israelíes son una respuesta a la violencia de los palestinos, mientras que cuando los palestinos atacan no se da ninguna razón, como si los palestinos fueran salvajes o terroristas.

De esta manera la prensa nunca cuenta que cuando hay un ataque palestino es una respuesta natural a los crímenes cometidos por Israel como parte de la ocupación de Palestina.

La periodista brasileña se dio cuenta durante su estudio que muchas informaciones en Brasil estaban a favor de la postura israelí dando una visión negativa del pueblo palestino.

Como ejemplo, Mabilia citó algunas de las opiniones recogidas en su investigación que describen la frustración de los palestinos que viven bajo la ocupación.

Mabilia cree que la apatía de la comunidad internacional podría ser explicada por el poder económico y militar de Estados Unidos e Israel.

Concluyendo su intervención, Mabilia animó a que los periodistas conozcan de cerca la realidad palestina para que puedan contarlo.

Tras las exposiciones de los miembros de la mesa, hubo un vivo debate por parte de los asistentes a la sesión plenaria, centrada en cómo crear incentivos para que Israel detenga la ocupación incluyendo un cambio dentro de la sociedad israelí.

Numerosas intervenciones apuntaron a que ambos, israelíes y palestinos necesitan la solución de los dos Estados a pesar de las dificultades y las lentas negociaciones y que por ello finalmente hay esperanza para el futuro.


Follow UNISPAL RSS Twitter